jueves, 5 de septiembre de 2013


DOLOR Y DINERO


Titulo original: Pain And Gain
Año: 2013
País: USA
Dirección: Michael bay
Guion: Christopher Marcus y Stephen McFeely
Reparto: Mark Wahlberg, Dwayne Johnson, Anthony Mackie, Bar Paly, Tony Shalhoub, Ed Harris y Rebel Wilson. 

Y decían que Michael Bay solo sabe hacer explotar cosas por los aires, las cosas nunca son tan simples, no se puede ni se debe coger algo y simplificarlo hasta unos límites tan ridículos. Siempre he sido seguidor de Michael Bay y salvo sus películas de Transformes que no me gustan  creo que es de los pocos que saben coger una buena cantidad de dinero y usarla bien tal como puede apreciarse en la secuela de Bad Boys, La Roca o Armageddon. ¿A caso esas tres películas por ejemplo pueden reducirse a “hacer explotar cosas”? No son un tipo de cine complejo ni lo pretende pero tampoco puede uno ser tan paleto de reducirlo a eso.


Esta vez Bay ha decidido hacer una película pequeña pero no por ello menos interesante, al contrario, con 25 millones y sin derrumbar edificios aquí no hay ya asteroides, aunque si esteroides. El director se reinventa a si mismo llevando en clave de humor negro a la pantalla un suceso que de no avisar al inicio que sucedió realmente muchos tildarían de increíble.
Sucedió a principios de la década de los noventa en la soleada Miami. Daniel Lugo fue un culturista que trabajaba en el Sun Gym junto a su amigo el también culturista Adrian Doorbal, Lugo no odiaba  a los ricos pero les envidiaba, quería ser como ellos y creía que trabajando duro podría cumplir el sueño americano, el problema fue su manera de entender el sueño. A semejantes mentes maestras de la estupidez como esos dos se les unió un criminal recientemente liberado llamado Carl Weekes (Paul Doyle en la película, debido a que este  actualmente es un hombre libre). Con el grupo formado llevaron a cabo el secuestro del millonario Paul Kershaw logrando apropiarse “legalmente” de todos sus bienes, casa, cuentas, negocios y demás. La policía pasó del tema debido a una negligencia y la banda del Sun Gym, estúpidos como ellos solos no pararon, decidieron que querían más, llevándoles a su perdición en una espiral de mierda asesinatos incluidos.

No puedo hablar más sobre el caso por quien al leer esto no haya visto la película o leído algún artículo sobre el tema pero me parece que todo el mundo sabe igualmente cual fue la sentencia que el juez amartilló aquel día. Centrándose en la película tenemos dos horas de peripecias en clave de humor negro llevando a cabo actos a cada cual más estúpido donde ellos mimos van enterrándose, pero no nos equivoquemos, la película al contrario que sus protagonistas es bastante inteligente sabiendo crear una oda a la estupidez y la avaricia humanas como pocas se han visto en un caso real. Michael Bay en su línea conoce el trabajo con la cámara y consigue buenas imágenes, se nota cuáles son las cosas que le gustan y como las filma siempre de la misma forma, si funciona no lo cambies. Mark Whalberg es uno de mis actores favoritos de cara al cine comercial, de niño yo flipaba con Equipo Mortal y desde ahí le cogí mucho cariño al bueno de Mark, aun así el más destacable y no solo por tamaño es Dwayne The Rock Johnson, no sé si hace su mejor papel hasta la fecha pero si su mejor desempeño a la hora de actuar. El tercero en discordia que es Mackey cumple sin más, no tiene mucho carisma el personaje que le vamos a hacer. ¿Y la chica Bay? Siempre tiene que haber una chica Bay, ahora tenemos a la israelí Bar Paly poseedora de un cuerpo del 15 y un culo que mete miedo en algunas escenas de meneo.  

Pese al buen dinamismo del film hay como siempre algunas cosillas mejorables, principalmente Ed Harris que si bien es un actorazo y siempre está de puta madre aquí se encuentra con el problema de lo poco desarrollado de su personaje respecto al resto, tal vez apareciendo antes hubiese sido posible ampliar matices sobre él, algo que es imposible no pensar tras recapitular sobre la anterior colaboración con Bay en La Roca y su gigantesco papel como el general Francis Hummel. También estaría bien haber visto un poco más en pantalla a Peter Stormare y Ken Jeong y desde luego un poco más de mala leche a la hora de las escenas fuertes, entendiendo también que es una película comercial donde no puedes irte muy allá con esas cosas.
Ahora un matiz, pese a ser algo que sucedió realmente evidentemente hay algunas cosas que o bien no pasaron así o fueron añadidas, la personalidad de Kershaw/Schiller , la escena del dedo o cierto asesinato que es representado como accidental cuando fue totalmente premeditado, pese a ello la película cumple sobradamente y se convierte para mí en uno de los mejores estrenos del año. Mención especial para el tema musical central “I believe in fitness” compuesto por Steve Jablonsky, quien ya me había sorprendido en Gears Of War 2 con una pieza sumamente épica. Ahora solo falta esperar a que Bay deje las películas sobre robots y nos deleite o bien con una gran película de acción como antaño o con historias más pequeñas pero tan interesantes como Dolor y dinero.

Jesucristo en persona me ha bendecido con muchos dones y uno de ellos es partirle a alguien la puta cara

TRAILER



2 comentarios: