miércoles, 25 de septiembre de 2013


LA MALDICIÓN DE CHUCKY


Titulo original: Curse Of Chucky
Año: 2013
País: USA
Dirección: Don Mancini
Guion: Don Mancini
Reparto: Fiona Dourif, Brennan Elliot, Danielle Bisutti, Summer Howell, Brad Dourif.


Los fans de del muñeco más querido y temido del cine llevábamos años esperando su  vuelta, pero no una vuelta cualquiera y es que la inmensa mayoría no queríamos otra comedia como lo fueron las dos últimas, por muy gamberras que fueran. Queríamos una vuelta al terror, una secuela directa de la trilogía original iniciada en los años ochenta con los mismos valores. Lo primero que hay que decir es que en cierto modo Don Mancini ha dicho la verdad pero con algunos cuantos “peros” y lo segundo es que lamentablemente no podría hablar de ellos sin destripar parte del final de la película, por lo que al ser una crítica sin spoilers serios (Algo se puede colar) tendréis que ser vosotros mismos quienes saquéis  los “peros “al visionarla.

Allá por 1998, con ocho años de edad, lo recuerdo como si fuera ayer, me encontraba después de cenar tirado en el sofá con un comic que era poco menos que una puta mierda cuando en la dos de televisión española comenzó una película donde a ojos de un siniestro muñeco un pez gordo ejecutivo moría de una forma bastante curiosa. Se trataba de la tercera parte de Muñeco Diabólico, como no podía de ser de otra forma mi madre me mando cagando leches a la cama, pero después de mucho suplicar logre quedarme en el salón a ver la que sería la primera película de terror que mis ojos visionaban de forma íntegra. Ni que decir tiene que la experiencia fue la puta ostia, lo ya no tan gracioso fue al irme acojonado a la cama,  mirando al suelo una vez allí, esperando encontrarme a Chucky tumbado partiéndose el culo. Por todo esto es que siempre he tenido un especial cariño personal a la saga, siendo mi favorita la primera, la cual considero una obra maestra del cine de terror que al contrario de lo que muchos opinan, yo no creo que haya envejecido mal. 


Veinticinco años después del estreno de la primera parte su creador Don Mancini vuelve a guionizar y dirigir a Chucky en una secuela que tal y como prometió se aleja de la comedia negra en que se había convertido por desgracia la saga en una época donde se trataba de dar un nuevo aire a las cosas, con su correspondiente cagada con Bride Of Chucky y la cagada aun mayor que fue Seed Of Chucky. Por eso estar aquí, ante una nueva secuela con los principios que la caracterizan es de agradecer y ya solo por eso merece la pena ponerse a verla. Ahora la trama principal se aleja del sufrido Andy Barclay pero presentarnos a Nica, una chica paralitica y su familia que viene a visitarla tras la muerte de la madre, en medio de todo esto un paquete llega a la casa, se trata de un muñeco Good Guy que deciden darle la pequeña de la familia.
El desarrollo es bastante pausado hasta más o menos la mitad, tratando de introducirnos a Nica y los demás y creando una atmósfera cargada de suspense hasta que vemos los primeros compases de Chucky, de ahí como en las anteriores entregas la película se torna en un slasher con ese pequeño cabrón desatado y haciendo de las suyas. Me ha sorprendido muy gratamente la actuación de la protagonista Fiona Dourif, hija Brad, voz de  Chucky y quien aquí vuelve a dar vida mediante flashbacks al estrangulador de Lakeshore, Charles Lee Ray. Esto último me ha gustado mucho particularmente. Como también era de esperar tenemos violencia en forma de cortes, decapitaciones, electrocuciones y todo lo que podía esperarse pese a que durante el film hay muy pocas muertes, de hecho varias ni siquiera a manos del muñeco aunque si por su culpa. Para aplaudir a Mancini se puede decir que ha trabajado bien el escaso presupuesto y que ha cumplido con lo prometido en cuento al terror y el haber realizado la película en tiempo récord desde que anunció oficialmente que estaba en marcha, algo muy de agradecer en un tiempo donde se anuncian películas para dentro de cinco años y burradas similares. El tirón de orejas (Siempre hay un tirón de orejas) vendría por cierto error del que os daréis cuenta al final, bastante claro si sois seguidores de la saga, y también cierta mentira que nos ha contado, no una mentira como para estar cabreado, ya que la película está bien pero que aun así jode y que tiene mucho que ver con el tráiler, más falso que Dios respecto a la película, y la polémica de las caras de Chucky. Enfocada sobre todo a los más fanáticos de este personaje, con sus virtudes y defectos La maldición de Chucky es una buena película de terror, una nueva secuela consecuente con el espíritu de las tres primeras partes de la saga.

... Y ESPERAD A QUE TERMINEN LOS CREDITOS 

TRAILER



4 comentarios:

  1. Oh! Me mola Chucky y me alegro que esta nueva versión se aleje de la comedia aunque la novia de Chucky no puedo negar que me causó bastante regocijo tanto la peli como Jennifer Tilly. Eso sí la semilla de Chucky, horrible y la primera, sin duda, obra maestra. ¿Sabes si la maldición de Chucky están en castellano de España? Un saludo Bad boy, interesante como siempre.

    ResponderEliminar
  2. Aun no lo esta pero sale aquí en España pronto, concretamente el mes que viene ;)

    ResponderEliminar
  3. Ayer la vi por fin, y ahora digo "pues va, a leer la crítica de César" jeje. Oye, me pareció genial, y suerte que has puesto ese detalle del final después de los créditos porqué sino no me empano xD. Yo quiero más Chucky!!!

    ResponderEliminar