miércoles, 13 de noviembre de 2013


MASACRE EN EL AUTOCINE


Titulo original: Drive-In Massacre
Año: 1976
País: Estados Unidos
Dirección: Stu Segall
Guión: Stu Segall, George Flower, John F. Goff
Reparto: John F Goff, Steve Vincent, Douglas Gudbye,  Robert E Pearson.


Para muchos un pedazo de mierda,  pura serie b, tirando a z si la ven un día malo. Para mí un slasher setentero con suficiente encanto como para apreciar positivamente las imperfecciones que hacen de este tipo de cine algo especial. Sórdida y entrañable a la vez.

La historia nos traslada a un pestilente autocine llamado el California donde alguien que se mueve entre las sombras decapita a una pareja de jóvenes espectadores armado con algo parecido a una katana. Y no, no es un ninja.  Una pareja de policías que además son casi idénticos toman el caso y comienzan a interrogar a varios sospechosos mientras esperan el siguiente asesinato para poder adelantarse y actuar.
Por supuesto nada nuevo en el horizonte respecto a su argumento, pero que cojones tíos… es un slasher. Los slashers son como las personas a las que conoces bien, sabes que esperar de ellas y en consecuencia sabes lo que pedirles, pues este subgénero es lo mismo. En el no queremos otra cosa más  que un asesino  masacrando jóvenes, sexo, tetas, drogas, violencia y todas esas cosas que forman tan atractivo conglomerado.
En este caso Masacre en el autocine cumple más o menos esos puntos, siendo de agradecer sus puntuales momentos gore que aunque ya habían sido usado desde hacía unos años atrás no seria hasta entrada la siguiente década de los ochenta su apogeo. 


La dirección no es ni mala ni buena, cualquiera podría haber plasmado el sencillo guion así que nada que alabar ni tampoco nada que criticar. Lo mismo para el reparto, caras poco o nada conocidas representando unos personajes bastante simplones , de hecho el más carismático es un simpático demente que deambula por ahí y no la pareja de polis, con menos personalidad que un zapato.
En opiniones personales va sin duda el final, abrupto como poquísimos a escasa hora y catorce minutos de metraje, convirtiéndolo así en un film bastante corto, lo cual es a mi juicio ideal para un slasher de consumo rápido. Seguramente y al analizar todo el conjunto fríamente pesen más los puntos negativos que los positivos pero el factor encanto sube siempre demasiado (Menuda chorrada de factor que me acabo de sacar de la manga si, lo sé) por lo que yo recomendaría esta entrañable pequeña película solo a amantes del slasher setentero y ochentero que sean bastante permisivos a la hora de valorar, pero vamos, que es entrañable de cojones porque anda que no sería la hostia verla hoy en día en un autocine modo retro.

Off Topic: Desde hoy tratare de hacer criticas sobre cine con mas frecuencia, como podéis apreciar no soy salvo excepciones de realizar criticas  largas por lo que creo que subiré un poco el ritmo. 

TRAILER



No hay comentarios:

Publicar un comentario