sábado, 1 de febrero de 2014



CUANDO LA VIOLENCIA ESTALLA EN LAS AULAS 






Después de mucho tiempo y varios pequeños artículos tales como los tipos más duros del cine, zombies, o los polis más chungos, hoy me apetecía escribir algo.
Esto viene por dos cosas, la primera debido a que dudaba sobre si hacer una crítica de la película Curso de 1984 o de Mutantes en la universidad. Finalmente, como me costaba decidirme y ante los nexos comunes que tienen, decidí hacer esto y así tratar de cubrir más terreno haciendo mención a más películas.  
En cuanto a la segunda es ya por un tema ajeno al cine, y me refiero al bullyng, algo que quiero tocar aunque sea brevemente dando mi opinión al respecto en una próxima entrada, aunque ya adelanto que tengo para todos, tanto para los abusones como para los pringaos que se dejan abusar. 
Pero antes de continuar os invito a mientras navegáis darle al play en este tema de Alice Cooper que viene como nunca para ambientar el tema que nos ocupa.




Hubo un tiempo donde las aulas eran lugares donde se transmitía conocimiento con seriedad y rectitud, lugares fríos y sin color donde el viejo maestro con chaqueta de cuadros formaba a las generaciones futuras con mano dura y poniendo fino al primero que se pusiera tonto. Pero llegó un punto, no sé exactamente cuándo, donde esto cambió. Los alumnos ya no temían a los profesores sino que se les subían a la chepa constantemente, corriendo y saltado por el aula, quemando papeleras, apalizando a los más primos y hasta amenazando a los docentes con navajas y bates de baseball. Hay quien puede pensar que este cambio de tornas  se debe a que ha ocurrido como en un combate de boxeo en el que un púgil durante todos los asaltos machaca la cara de su rival hasta que sorpresivamente a diez segundos de terminar el combate el casi vencido guerrero se saca un uppercut de la manga y vence contra todo pronóstico. No es ningún secreto que los maestros de escuela durante décadas parecían tener potestad para meter collejas, tirar del pelo y soltar alguna a veces a mano cerrada también, sin olvidarse como no de castigos que no eran de recibo. El caso es que todo eso suena ya muy lejano y de ahí que la gente se tire las manos a la cabeza cuando escuchan una nueva noticia sobre el alumno de turno que le ha metido una colleja al profesor. Se asombran y especulan sobre lo que semejante energúmeno tendrá en casa, pero lo que parece de verdad es que nadie ha pensado en ese cambio de tornas donde lo que antes hicieron unos ahora lo hacen los otros, como esclavos revelándose contra los tiranos, y que conste que yo no pienso así pero más de un profesor (Al igual que tantos alumnos) sí que merecía un par de hostias  cuando más que enseñar lo suyo es amargar, y creedme que los hay, aunque por suerte son una minoría.
Pero alguien debió un día pensar en esto que estoy diciendo y llegó a la conclusión de que esa rebeldía y actitud macarra podría dar para mucho en el cine, los chicos y chicas ya no irían a clase a flirtear y las historias amorosas de patio de recreo iban a irse a la mierda por la vía rápida. No, ahora tocaba mostrar otro lado en pantalla, una puta zona de guerra. 




En primer lugar tenemos la que yo llamo la trilogía Curso, que consta de tres partes, Curso de 1984, Curso de 1999 y Curso de 1999 II. Esta trilogía nace en 1982  y a largo de cada película el meollo es totalmente distinto. Ambientadas siempre en un futuro muy cercano estas pequeñas joyas han acercado la violencia en las aulas al espectador de tres maneras distintas.
Curso de 1984, toma lugar solamente dos años dentro del futuro cuando fue realizada. Andy es un profesor de música trasladado a un instituto de los barrios bajos de Los Angeles que como no podía ser de otro modo y siendo los años ochenta, está gobernado por violentos punkys. Andy trata de encauzarlos pero no es posible, no son simples gamberros, son psicópatas de lo más bajo que hasta le pegan por aburrimiento una puñalada a un jovencísimo Michael J Fox. Tras una serie de incidentes cada vez más personales Andy, solo y desesperado, comienza una venganza contra los violentos alumnos.


La segunda parte da una vuelta bestial a la tortilla, estamos en 1999 y las aulas son zona de guerra definitiva, Seattle vive casi en la anarquía día tras día, los chavales están más revolucionados que nunca, tanto que hasta hacen palidecer casi la maldad de Peter, Patsy y compañía en el anterior film. La diferencia es que ahora son ellos los que van a darse por jodidos. Tres nuevos profesores llegan al centro, pero no son como el resto sino que son nada menos que androides de combate, bajo su apariencia humana están equipados con lo último en tecnología asesina, algo como matar a un alumno de una paliza en clase de educación física ya no es un problema. Cabe destacar además del cambio drástico respecto a la anterior parte la estética, ambientación y efectos, ochentera total. Tras esta llegó la tercera y última entrega donde directamente las cosas están más o menos calmadas por ambas partes hasta que aparece un nuevo profesor que no es otro que un supuesto prototipo escapado del mismo lugar donde habían sido creados los asesinos del anterior film. Con diferencia la más floja pero aceptable, el final es bastante original y siempre se agradece la presencia del carismatico Sasha Mitchell.

Pasamos ahora por la parte del recorrido sin duda más simpática y desenfadada, y es que Mutantes en la universidad tenía que estar sí o sí. De nuevo estamos ante una trilogía. Tengo que decir que considero estas tres películas lo mejor con diferencia de Troma, mucho mejor que su buque insignia El Vengador Toxico o el sargento Kabukiman. Como siempre las cosas no andan bien por Tromaville, la planta química paralela la zona académica no deja de verter mierda ocasionando que unos tíos que ya de por si eran unos cabrones ahora encima sean mutantes. Las aulas son aquí testigo de persecuciones en moto, monstruos de todo tipo, rayos láser y hasta ardillas mutantes gigantes. Un caos de campeonato que merece la pena ver.
A lo mejor conforme avanza, la saga se aleja más del espíritu de la primera pero igualmente aprovecho para recomendar sus secuelas. La escena donde el clásico nerd empieza a mutar y a emitir ruidos extraños mientras suelta espumarajos para terminar soltando por la ventana es sencillamente impagable. 

En El Sustituto tenemos al Tom Berenger con dos pelotas de Platoon. De nuevo con un profesor como estrella de la función, esta vez nada menos que un mercenario se hace pasar por el profesor sustituto  después de que una pandilla de alumnos conflictivos le rompan las piernas a su mujer enviándole a un gordo gigante con un bate. Una verdadera delicia donde somos testigos de cómo Tom Berenger lanza a unos chavales por la ventana de la biblioteca y lo que es más importante, deja mal al anormal de Marc Anthony.  
Conoció varias secuelas, a cada cual peor y donde lo único destacable es ver a Treat Williams cortarle el pescuezo a un kinki con el cristal de una gafa. 



Pero bueno no todos van a ser unos cabrones sanguinarios, algunas veces surge un alumno algo cabroncete pero que a la hora de la verdad asume ...



…  y esta vez es el malogrado Corey Haim, fallecido hace unos años. En Demolition High, traducida aquí como Amenaza en el instituto es el quien tiene que salvar la papeleta cuando unos terroristas comandados por una zorra vestida de cuero toman el instituto para nada menos que utilizarlo a modo de base de lanzamiento para unos misiles. Como buen kinki él llega tarde por lo que no terminó amordazado con el resto de profesores y alumnos. Tengo un recuerdo buenísimo de esta película, estaba enfermo con unos 9 años, doblándome en la cama cuando justo encendí la TV y estaba empezando, jamás se me olvidará la forma en la que Haim se carga a la tiparraca  metiendo lápices en un extintor y clavándoselos en el estómago al accionarlo.

En fin, que me acabo de coscar de que he metido un ladrillazo bueno, seguramente esté repleto de faltas de ortografía o frases sin sentido, pero coño, no voy  a ponerme a releer toda esta mierda, hacedlo vosotros que para algo lo he escrito bitches. 


7 comentarios:

  1. Si fuera la Vida de Pi si consideraría este post un ladrillo XD pero este tipo de pelis se merecen esto y mucho más, me resulta hasta pedagógico. De las pelis que comentas sólo he visto la del Sustituto que me pareció cojonuda y hay hasta bazocazos en el instituto si es que no me he hecho la picha un lío. Quizás de este tipo la más comercial era aquella de Mentes Peligrosas, imposible de esquivar en aquella época tanto por la Pfeiffer como por la cancioncilla de Coolio. Conociéndote seguro que no es santo de tu devoción jaja. Ya me hecho seguidor de tu recomendación "hakuna" aparte con ese nombre "Dídac" me suena que es de la misma tierra en la que piso XD.

    ResponderEliminar
  2. Hombre no es que sea fan de Coolio pero el tema Gangsta's Paradise lo quemé bastante eh XD. Mentes peligrosas al igual que The Faculty al final la deje fuera por el tema de que Michelle Pfeifer logra amansarlos con palabras y realmente no eran malos. Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  3. Una gran reseña Bad Boy, sobre un genero que me gusta bastante y del que me he visto muchas pelis.
    La saga o trilogía de 1984 es una de las que tengo pendientes por ver, y muy mítica la de Mutantes en la Universidad, todavía recuerdo y muy bien la primera vez que la vi que fue en un canal autonómico con 11 o 12 añitos xD.
    La del Sustituto es muy buena y muy llena de acción.También se me vienen a la cabeza cuando pienso en este genero las películas El Rector sobre todo por esa escena cuando James Belushi subía con la moto las escaleras jejeje, la de 187 de Samuel L. Jackson que estaba también muy bien y la coreana Volcano High School.
    Queda apuntada la de Demolition High, Corey Hain es un actor al que le tengo cierto aprecio sobre todo por sus pelis junto con Corey Feldman y ya he visto por YouTube ese momentazo que describes de la peli, simplemente genial :).
    Un saludo Bad Boy ^^

    ResponderEliminar
  4. De Haim-Feldman siempre sera muy recordada y con razón Jóvenes Ocultos, hubiera estado guapo que en la secuela que salio Feldman el hubiera aceptado también, luego de muchos años solo le vi en Crank 2 y ya poco después por desgracia murió. Las de Curso no puedo mas que recomendartelas a saco, sobre todo la primera y la segunda, caña pura. Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  5. Looool, la de Curso de 1999 2 no sabía que existía, y aunque la pongas mal fijo que la veré xD Tampoco he visto Demolition High, y parece maja.
    Por cierto, has visto una peli que se llama El Rector? La recuerdo en Antena 3 en sesiones nocturnas hace un cojón de años, y creo que era bastante violenta, pero no demasiado buena.

    ResponderEliminar
  6. Ya te han hablado de El Rector, ahora leo jeje

    ResponderEliminar
  7. Del rector tengo recuerdo vago, pero ojo la ultima de Curso no creas que es mala eh, solo muy inferior a la primera y a la segunda sobre todo que son unos pepinos de la hostia. Pero mola.

    ResponderEliminar