jueves, 7 de agosto de 2014


FOUND


Titulo original: Found
Año: 2012
País: Estados Unidos
Dirección: Scott Schirmer
Guion: Scott Schirmer 
Reparto: Gavin Brown, Ethan Philbeck, Shane Beasley, Phyllis Munro.

Un presupuesto de 8.000 dólares e intenciones. Intenciones que esta vez no solo son algo que se queda por el camino y sirve como excusa para ofrecer un producto mediocre, no, esta vez el bajo presupuesto y el buen hacer suben a lo más alto de una forma que llevábamos tiempo sin ver. Y es que esa frase que dijo Tarantino, algo así como “Si de verdad amas al cine con toda tu alma a la fuerza harás una buena película” en este caso se ha cumplido con creces.


Marty es un chaval de quinto como tantos otros, va al colegio y tiene sus aficiones, las cuales son ver películas y dibujar cómics. Su mundo cambia totalmente cuando descubre que su hermano guarda una cabeza humana dentro del  armario.  Desde entonces todos los sucesos que van pasándole en su vida cotidiana como ser víctima de acoso escolar o la relación con su amigo David cambian a raíz del macabro hecho, pasando por varias fases y cambiando como persona.

Contrariamente a lo que pueda parecer al ver su póster o imágenes, Found no es un slasher, de hecho aunque se englobe en el género de terror tampoco es una película de terror si buscásemos el término exacto. Es una película sobre un asesino, y sobre todo una película sobre un niño que sabe que vive habitación con habitación con un asesino que además es su hermano y que parece estar totalmente colgao. Los pensamientos y reflexiones de Marty  son narrados mediante voz en off y hacen ver con facilidad al espectador  los dilemas entre los que el chaval se mueve. 

Para ser una película poco más que amateur los actores principales, que no son profesionales resuelven bien y aunque la cosa pincha en los secundarios, sobre todo en los niños del colegio, se perdona esto, la producción en general está muy bien cuidada. Repito, solamente 8000 dólares, que a juzgar por lo visto se han ido en técnicos, equipo y los artistas encargados de realizar las escenas sangrientas de la película, que  si bien no son muchas merecen la pena además de estar bastante justificadas y no ser otra película cargada de gore más. Y ojo que no digo que haya que justificar nada, es cine, pero ahí queda aunque sea para recalcar que no es una película con violencia gratuita. 


Personalmente uno de los  aspectos que más me gustaron y por el cual parafraseo a Tarantino al inicio de este escrito es el palpable amor al cine de terror y en especial serie B del director  Scott Schirmer, ambientando la trama años atrás yo creo que solamente para poder recrearse en meter decenas de guiños en forma posters y de los VHS que el psicópata Steve guarda en su habitación. Podemos ver las caratulas de The Blob, Uncle Sam o The Giant Claw así como otras inventadas para la película como Headless, siendo esta última parte importante de la trama.  También mención especial para el momento , que yo creo que hemos vivido muchos, de llegar al videoclub, ver una caratula extremadamente molona y al querer llevarnos la película escuchar con decepción y tristeza que solo tienen la caja porque alguien nunca la devolvió o directamente la robó.


No es de extrañar que tras su paso hace nada por festivales se esté hablando tan bien de ella. En definitiva, este hombre con poco ha hecho mucho, quería hacer una buena película  y lo ha hecho (Coño hasta los créditos iniciales están jodidamente currados y presentan una historia en sí mismos)  por lo que yo le seguiré de cerca. Infinitamente mejor que las películas del género que actualmente se estrenan “A lo grande”.
Ahora varios implicados en la película buscan financiación para llevar a cabo Headless, la película dentro de la película, y la verdad es que si la realizan con filtros y demás rollo setentero como tiene lo que hemos visto puede ser la hostia.

TRAILER



No hay comentarios:

Publicar un comentario