sábado, 6 de diciembre de 2014


TUSK


Título original: Tusk
Año: 2014
País: Estados Unidos
Dirección: Kevin Smith
Guión: Kevin Smith
Reparto: Justin Long, Michael Parks, Genesis Rodriguez, Haley Joel Osment, Johnny Deep.

Vale, soy fan de Kevin Smith, creo que me gustan todas sus películas independientemente de que unas sean infinitamente mejor que otras pero tampoco soy uno de esos fanboys que defienden a quienes admiran aunque estos se bajen los pantalones y planten una caga humeante en el suelo. Por eso creo que soy bastante justo con todas las películas que reseño, comentando lo que creo acertado y lo que no, buscando que puedan ser atractivas y no limitándome a otorgarles un valor numérico. 


Por mi amor al terror recibí con gusto la noticia de que Smith tenia pensado realizar una película del genero, y aunque Red State no era de terror propiamente dicho se enmarca en algo cercano. No obstante yo estaba esperando algo como Tusk. Tusk supuestamente proviene de una noticia "real" sobre un recorte de prensa donde un tipo que había convivido con una morsa mientras estaba perdido en el mar, buscaba un compañero de piso, con la condición de que este debía disfrazarse de morsa una hora al día. Esto al parecer iluminó la bombilla del de Nueva Jersey y parió una alocada historia donde un rico perturbado transforma personas en morsas mediante por así decirlo, brutal cirugía experimental.


Entre medias la novia (Genesis Rodriguez) y mejor amigo (Haley Joel Osment) del desaparecido principal (Justin Long) inician una investigación por su cuenta, uniéndose a un pintoresco gabacho interpretado por Johnny Deep, como no podía ser de otro modo caricaturizado a saco. Interesante reparto donde francamente hasta la hija de Jose Luis Rodriguez "El Puma" hace un trabajo fantástico, eso si, nadie como el carismático Michael Parks, eterno asociado a Quentin Tarantino y Robert Rodriguez que tras Red State se marca otra gran interpretación como perturbado. Cameo tambien entre otros de Harley Morensnetein, el barbas del divertido programa canadiense Epic Meal Time.


Falla eso si el hilo humorístico, y aunque no es tan acentuando como para decir que es una comedia sigue sobrando, echando en falta el tono áspero de su anterior película. Eso junto a su final, que sin ser malo merecía otro enfoque, son creo yo sus peores bazas. Por lo demás el ritmo sin ser la quinta hostia está bien, hay bastante dialogo en su primera mitad  pero sin caer pesado. El despliegue viene en su segundo tramo, del cual no voy a poner  imágenes para no joder sorpresas pero es donde se ven los resultados de la locura de esta premisa. No nos engañemos, es una película osada pero ni es asquerosa ni "rara" como muchos se empeñan en calificarla, aun así tiene su gore y sus cosillas. Por compararla en formato con algo conocido creo que seria lo mas cercano la primera parte de The Human Centipede, para hacerse una idea. Y ya solo por lo curioso de la propuesta creo que merece un visionado, a mi me ha gustado bastante. 

Y no, la morsa no es el niño de El Sexto Sentido aunque ahora pese como un vagón de tren. Por cierto el póster mola, es de esas películas que si las comercializan con una caratula tan chula caen mas copias vendidas.  



TRAILER


No hay comentarios:

Publicar un comentario