jueves, 16 de julio de 2015


BAD BIOLOGY


Titulo Original: Bad Biology.
Año: 2008.
País: Estados Unidos.
Dirección: Frank Henenlotter.
Guión: Frank Henenlotter y R.A Thorburn.
Reparto: Charlee Danielson, Anthony Sneed, Remedy, Tom Kohut.

Andaba desaparecido el peculiar Henenlotter cuando en 2008, casi dieciocho años después de haber realizado su ultimo largometraje, volvía al ruedo para perpetrar su ultima declaración de intenciones hasta la fecha. Una que por cierto yo, por mas que siempre me lo repetía, no había visto hasta ahora.
Nunca está de mas recordar, o introducir a quien no lo sepa, acerca de la figura Frank Henenlotter, director de escaso numero de películas realizadas pero  sobradamente conocido dentro del género gracias a su impronta personal que convirtió Basket Case (1982), Brain Damage (1988)  y Frankenhooker (1990) en títulos de culto dentro de la comunidad del horror y lo fantástico. 


Sus films se tratan siempre productos cargados de comedia negra en clave del genero antes mencionado, exploitations como a el le gusta llamarlos, o sexploitations en algunos casos como el que nos ocupa. Bad Biology sigue los pasos en la vida de Jeniffer, una joven fotógrafa con siete clítoris que alumbra tras cada relación  a horribles bebés mutantes que se forman en apenas un par de horas. Su vida va a trompicones hasta que topa con Batz, un tipo con un rabo descomunal con conciencia propia que hace de su vida un infierno.   


Tenemos pues los ingredientes habituales en una cinta de body horror. Tipos y tipas mas raros que un perro verde, parafilias, degeneraciones del cuerpo humano y también ese fino hilo de humor negro, que mas que por golpes de efecto viene causado por ciertos conceptos en si mismos. Y es por esto ultimo y por su falta de violencia mas allá de dos o tres breves escenas contadas por lo que no resulta tan desagradable de cara a lo que este subgenero suele buscar provocar en el espectador. Lo cual no es indicativo que sea peor ni menos interesante, ojo. 


El tema de la criatura, en este caso un monstruo fálico con vida propia adicto a los jeringillazos de esteroides y drogas varias, tiene evidentes paralelismos con Brain Damage y el parásito con vida propia que mantenía una simbiosis con su huésped. No obstante no solo considero Bad Biology superior a Brain Damage, si no también a Basket Case (Que tengo sus secuelas sin ver) y  a Frankenhooker, siendo esta ultima la que menos disfruté de largo en su día. 


Su mayor problema viene en que disimula peor que sus antecesoras el bajo presupuesto, cosa que siempre suele cantar mas actualmente, y es palpable esto en el reparto, actores no profesionales que van desde lo mediocre en sus mejores momentos a malos y alguno de vergüenza ajena también. Cuenta con algunos pequeños papeles, prácticamente cameos, de gente "conocida", siendo creo el único medianamente destacable el que realiza Vinnie Paz, uno de los integrantes del grupo de Hip Hop Jedi Mind Tricks. No obstante los escasos efectos especiales cumplen, los distintos tipos de criaturas que desfilan están hechos a la vieja usanza, permitiéndose el lujo incluso de realizar una escena en stop-motion, lo cual personalmente agradezco  un montón (¡Gracias Harryhausen, gracias Raimi!). 
Poco mas, muchos desnudos, sobre todo en el tramo final, tetas a bloque y tías cachondas, unas mejores y otras peores. 
No pasará a la historia como una gran película pero oye, siempre se agradece la satisfacción que da escarbar en busca de curiosidades de este tipo, y quieras que no la filmografía de Henenlotter ahí está, algo escasa y nunca en primera linea de fuego en cuanto a dólares, pero perfilada  con sello  y bien asentada  entre los buenos fans del horror. 


TRAILER




No hay comentarios:

Publicar un comentario