viernes, 14 de agosto de 2015


EL MAS ALLÁ


Titulo Original: L'aldilá
Año: 1981
País: Italia
Dirección: Lucio Fulci
Guión: Dardano Sacchetti, Lucio Fulci y Giorgio Mariuzzo. 
Reparto: Katherine MacColl, David Warbeck, Cinzia Monreale, Antoine Saint-John. 

Me cago en la puta, tenía un buen recuerdo de esta película, en su día me había parecido bastante buena, pero la otra noche tras revisarla tengo que decir con la boca muy grande que a día de hoy me parece  una puta obra maestra del cine de terror. Así de claro. 
Puede que esto sea motivado porque ante la escasez de calidad entre los títulos del género actualmente tiramos de filmoteca y lo que antes nos gustó hoy nos gusta mas, no lo se. Tenemos un viejo hotel en la ciudad mágica de Nueva Orleans, donde en 1927 un pintor es brutalmente asesinado por una turba enfurecida debido a sus particulares aficiones, que incluyen adorar al diablo. Cincuenta años mas tarde el hotel es heredado por Liza, una mujer con planes para el destartalado edificio. 


Fulci es, o mas bien era, un director cuya obra por lo general tiende a ser amada u odiada sin medias tintas, aunque sus detractores  normalmente no pasan de haber visionado un par de sus títulos mas emblemáticos. La crítica especializada se limitó en su día simplemente a darle palos a su trabajo, haciendo mención a una época donde  el realizador romano, que también había sido medico, insuflaba a sus films una brutalidad malsana que salpicaba unos guiones a ratos un tanto peculiares.  


Y con peculiares me refiero no a lo extraño de sus propuestas si no a algunos detalles que eran marca de la casa, como roturas argumentales que hacen pensar en metraje arrancado o el excesivo regocijo en tomas lo mas cercanas posibles donde el gore hace acto de presencia durante instantes mas largos que los vistos en la media de películas de terror gráficamente explicitas. 
En "El Más Allá" todas estas cosas hacen acto de presencia, incluyendo en considerable grado el gusto de este buen señor por la destrucción del ojo humano (El que ha visto todo el horror del mundo, lo primero que debe ser destruido), dando lugar a algunas escenas similares a las vistas en otras de sus películas como "El Destripador De Nueva York" o la inolvidable y personalmente uno de mis films de zombies favoritos "Zombi 2".
Pero no termina ahí la cosa, ya que son un buen puñado las muertes salvajes que acontecen, obscenamente gráficas como la del ácido, donde la masa resultante de piel derretida y sangre repta por el suelo con la textura de la cera de una vela caliente. Y no es solo esa, son muchas mas de las que prefiero no hablar ni tampoco colocar imágenes, ya que queda muy guapo todo pero prefiero que quien no la haya visto la descubra sabiendo lo menos posible.   


Es nuevamente Fulci a plena potencia, es nuevamente el sadismo mas descarnado, asesinatos, maldiciones, muertos que vuelven a la vida, Sacchetti en el libreto, la banda sonora tan sumamente espagueti, es nuevamente la habitual y estrella de tres de sus joyas Catriona McColl, quien por cierto coprotagonizó hace bien poco Horsehead, una pequeña película que comparte cierta atmósfera onírica con el genio italiano. Porque es esa atmósfera la que hace que el final golpeé con el doble de fuerza. Es, en definitiva, todo lo que puede esperarse de un trabajo de Lucio Fulci cuando se tiene la suerte de poder apreciar su obra.   

TRAILER





No hay comentarios:

Publicar un comentario