viernes, 28 de agosto de 2015


ZOMBI 3


Titulo Original: Zombi 3
País: Italia
Dirección: Lucio Fulci y Burno Mattei
Guión: Claudio Fragasso
Reparto: Deran Sarafian, Beatrice Ring, Robert Marius, Rusell Case, 

Hoy vuelvo con mi afán de romper lanzas, lo se, soy un rompelanzas, y en esta ocasión lo hago a favor de una de mis películas favoritas de zombies, porque técnicamente no será  un peliculón propiamente dicho pero la disfruté en su día como un perro y revisándola ayer he tenido las mismas sensaciones. 
Entre los seguidores del terror italiano y el cine zombie es bien conocida la historia tras la caótica producción de esta película, la secuela de la secuela bastarda de Dawn of The Dead (Llamada Zombi en Italia). Un Fulci enfermo, falto de dinero y con grandes planes al que engañaron como a un tonto, un Mattei que daba vueltas en círculos cuando el primer director abandonó el rodaje , un director de producción que se fundía el presupuesto, incluido el de los medicamentos de Fulci, en putas y juergas... y así un largo etc. 


Mucho se ha hablado también de cuanto hay de cada realizador en el metraje final, pero ciertamente importa poco ya que ni aunque fuese íntegramente de Fulci o de Mattei  estaría bien valorada, y lo entiendo. Como digo no es una película buena según los estándares normales pero para un buen fan de la metralla zombie anterior a los noventa es una gozada si sabe mirarla con los ojos adecuados.  
Zombie 3 narra la historia mil veces contada donde un virus  cae en manos equivocadas y tras un accidente totalmente estúpido el caos se desata irremediablemente. Es sobre este lienzo sobre el cual recae el la miga del film, que no es sino una sucesión escenas de muerte en manos (y dientes) de unos devoradores de cadáveres que al rato muestran tener casi mas de mutantes. 
  

En medio de toda la vorágine putrefacta tenemos a un grupo de soldados, majos como ellos solos, que van a juntarse con un segundo grupo formado por unas muchachas con ganas de diversión. Actores poco solventes pero a los que tampoco hay que exigirles casi nada, de hecho ha pasado a la historia Z mas que ellos el DJ que mediante su programa de radio va narrando el avance de la amenaza con giro final incluido.


Los muertos vivientes van desde lo correcto hasta "nivel actor con mierda en la cara" en lo referente al maquillaje, destacan mas ciertos detalles gore que aunque palidecen tal vez de cara a Zombi 2 se agradecen mucho y dentro de estos es inevitable quedarse con cierta escena con una embarazada de por medio que aunque diferente en la ejecución de la misma sirve de precedente para lo visto en el remake de Dawn of The Dead.


De hecho estos zombies-mutantes comparten paralelismos con los que Robert Rodriguez hizo en su mil veces genial Planet Terror. Ambos hablan, ambos tienen unas asquerosas pústulas que siempre parece que van a explotar y por ultimo está la escena del puente, donde revisándola ayer no puede evitar pensar en un homenaje intencionado o simple producto de subconsciente ya que por ciertos planos con niebla en un puente muy similar así lo deja entrever.  

Zombi 3 arriba y Planet Terror abajo


No hay mucha mas tela que cortar, ¿que importa que una cabeza resucitada vuele? ¿o que una escena vaya sabe Dios por que a cámara rápida? ¿que importa que aparezcan fardos de hierba sin venir a cuento y que de ellos salgan zombies o soldados con trajes de protección bacteriológica que se mueven como los masillas de los Power Ranger? Lo que importa es que hay un virus que se llama Muerte-1 (no puede existir nada mas de los ochenta que ese nombre) que hace que unos seres ávidos de carne humana persigan a los sufridos protagonistas arropados en los momentos tensos por una ultraviciante banda sonora de Stefano Mainetti que me hallo escuchando ahora mismo.
Se que gusta menos que mas, pero por mi parte siempre diré: Mirate Zombi 3 cabrón, es una metralla cojonuda.
   
TRAILER




viernes, 14 de agosto de 2015


EL MAS ALLÁ


Titulo Original: L'aldilá
Año: 1981
País: Italia
Dirección: Lucio Fulci
Guión: Dardano Sacchetti, Lucio Fulci y Giorgio Mariuzzo. 
Reparto: Katherine MacColl, David Warbeck, Cinzia Monreale, Antoine Saint-John. 

Me cago en la puta, tenía un buen recuerdo de esta película, en su día me había parecido bastante buena, pero la otra noche tras revisarla tengo que decir con la boca muy grande que a día de hoy me parece  una puta obra maestra del cine de terror. Así de claro. 
Puede que esto sea motivado porque ante la escasez de calidad entre los títulos del género actualmente tiramos de filmoteca y lo que antes nos gustó hoy nos gusta mas, no lo se. Tenemos un viejo hotel en la ciudad mágica de Nueva Orleans, donde en 1927 un pintor es brutalmente asesinado por una turba enfurecida debido a sus particulares aficiones, que incluyen adorar al diablo. Cincuenta años mas tarde el hotel es heredado por Liza, una mujer con planes para el destartalado edificio. 


Fulci es, o mas bien era, un director cuya obra por lo general tiende a ser amada u odiada sin medias tintas, aunque sus detractores  normalmente no pasan de haber visionado un par de sus títulos mas emblemáticos. La crítica especializada se limitó en su día simplemente a darle palos a su trabajo, haciendo mención a una época donde  el realizador romano, que también había sido medico, insuflaba a sus films una brutalidad malsana que salpicaba unos guiones a ratos un tanto peculiares.  


Y con peculiares me refiero no a lo extraño de sus propuestas si no a algunos detalles que eran marca de la casa, como roturas argumentales que hacen pensar en metraje arrancado o el excesivo regocijo en tomas lo mas cercanas posibles donde el gore hace acto de presencia durante instantes mas largos que los vistos en la media de películas de terror gráficamente explicitas. 
En "El Más Allá" todas estas cosas hacen acto de presencia, incluyendo en considerable grado el gusto de este buen señor por la destrucción del ojo humano (El que ha visto todo el horror del mundo, lo primero que debe ser destruido), dando lugar a algunas escenas similares a las vistas en otras de sus películas como "El Destripador De Nueva York" o la inolvidable y personalmente uno de mis films de zombies favoritos "Zombi 2".
Pero no termina ahí la cosa, ya que son un buen puñado las muertes salvajes que acontecen, obscenamente gráficas como la del ácido, donde la masa resultante de piel derretida y sangre repta por el suelo con la textura de la cera de una vela caliente. Y no es solo esa, son muchas mas de las que prefiero no hablar ni tampoco colocar imágenes, ya que queda muy guapo todo pero prefiero que quien no la haya visto la descubra sabiendo lo menos posible.   


Es nuevamente Fulci a plena potencia, es nuevamente el sadismo mas descarnado, asesinatos, maldiciones, muertos que vuelven a la vida, Sacchetti en el libreto, la banda sonora tan sumamente espagueti, es nuevamente la habitual y estrella de tres de sus joyas Catriona McColl, quien por cierto coprotagonizó hace bien poco Horsehead, una pequeña película que comparte cierta atmósfera onírica con el genio italiano. Porque es esa atmósfera la que hace que el final golpeé con el doble de fuerza. Es, en definitiva, todo lo que puede esperarse de un trabajo de Lucio Fulci cuando se tiene la suerte de poder apreciar su obra.   

TRAILER





jueves, 13 de agosto de 2015


WESTWORLD


Titulo Original: Westworld.
Año: 1973
País: Estados Unidos.
Dirección: Michael Crichton
Guión: Michael Crichton.
Reparto: Richard Benjamin, Yul Brynner, James Brolin, Alan Oppenheimer.

Ahora que HBO, esa cadena con potestad para hacer lo que le salga de los huevos sin que nadie se atreva ni a dudar de su calidad, prepara una serie sobre Westworld, Almas De Metal en España, es buen momento para dedicarle unas palabras. Porque si, la serie pinta espectacular y quizá a mas de uno le de por descubrir, o redescrubrir, esta joya de la ciencia ficción. 
Michael Crichton, autor de best sellers clásicos cuyas adaptaciones de algunos de ellos han pasado a la historia del cine (Jurassick Park) decidió escribir el guión de esta película para en principio vendérselo a algún estudio, y aunque quería tarde o temprano ejercer como director  no quería lanzarse con la ciencia ficción, cosa que por desgracia para el sabia que no funcionaría ya que de querer dirigir los estudios le impondrían andar por los campos donde mas ducho era. 


El resultado fue a todos los niveles mas que destacable. Se nos presenta un futuro cercano donde la robótica a avanzado hasta unos mas que considerables niveles de realismo. Gracias a ello existe un parque temático dividido en tres secciones, el salvaje oeste, la Europa medieval y la antigua Roma. Los clientes pagan y pasan a empaparse de aquellas culturas mediante una fiel simulación de lo que eran. Robots como el pistolero están programados  para perder automáticamente sus duelos contra los humanos, siempre con fuego real, o las putas del "Saloon", listas para que los clientes pasen un buen rato. El caliente es libre para vivir su aventura durante varios días de la forma que desee. Hasta que como no puede ser de otra manera y al igual que vimos años mas tarde en Parque Jurásico las medidas de seguridad del parque empiezan a fallar, y los robots comienzan a rebelarse contra los seres humanos. 

Algo que ya cuando la pude visionar la primera vez me pareció destacable es el aire de cine moderno que se respira durante todo el metraje, asemejándose mas a un producto de los años ochenta como puede ser Terminator, y siendo como es de 1973 podemos manifestar con total firmeza que es una película diez años adelantada, y esto es mas palpable todavía cuando siendo tres años anterior a por ejemplo "La fuga de Logan" el clásico protagonizado  por Michael York parece extraído con pinzas de los mas coloridos finales de los sesenta. 
Crichton supo dotar de ritmo el buen planteamiento de la idea inicial, conviertiendola en ciencia ficción distendida y lejos de buscar segundas lecturas ni rollos metafísicos cuando no procede. Si bien nunca fui un fan de Yul Brynner  está francamente bien, con unos movimientos pausados  e inquietantes que terminan con miradas que lo dicen todo  pese a tratarse de un ser artificial. Pocas palabras para un villano suficientemente carismático como para opacar a los protagonistas, Richard Benjamin y  James Brolin, el señor padre de Josh Brolin.  
Ahora solo queda ver que nos tiene preparado HBO con Sir Anthony Hopkins y Ed Harris a la cabeza. 


TRAILER