domingo, 25 de octubre de 2015


BONE TOMAHAWK


Titulo Original: Bone Tomahawk
Año: 2015
País: Estados Unidos
Dirección: S. Craig Zahler
Guión: S. Craig Zahler
Reparto: Kurt Rusell, Patrick Wilson, Richard Jenkins, Matthew Fox, Lili Simmons, David Arquette, Geno Segers, Kathryn Morris, Sid Haig, Michael Paré. 

Segunda entrada semanal y segunda entrada sobre simpáticos antropófagos, aunque esta vez cambiamos la tupida selva peruana por los caminos polvorientos del salvaje oeste. Concretamente nos encontramos en Bright Hope, una pequeña y tranquila localidad donde una noche el hierático sheriff Franklin Hunt encierra a un problemático forastero. Durante las horas siguientes la doctora que atendía al forastero así como el ayudante del sheriff desaparecen a manos de lo que han sido descritos como trogloditas, dando lugar a una partida comandada por Hunt y con el objeto de rescatar a los residentes. 


Este film nos retrotrae a algunas obras como la excelente Ravenous, comentada en este blog y que cuentan una y otra con la presencia de David Aquette, aunque sea estéticamente mas cercana a Los Cuatro De Apocalipsis, aquel espagueti western que dirigió il maestro Fulci allá por 1975. Podríamos yo creo catalogarla como weird western, algo por desgracia poco prodigado en el mundo del cine y que ha nutrido copiosamente al cómic pulp décadas atrás. 
  

El debutante Zahler, músico y escritor de novelas según la wikipedia, agarra un presupuesto que no nos engañemos, no es alto, e inteligentemente coloca como reclamo principal a Kurt Rusell, uno de los mas grandes del cine, un tipo que mola tanto que si la película ya de por si es buena con el resulta todavía mejor al sumar puntos de carisma. Curiosamente su personaje no destaca demasiado, logrando que nos caiga bien por el hecho de ser el, y por otro lado el personaje encarnado por Matthew Fox, quien menos me gusta del reparto, posee cierto carisma chulesco que le coloca a la cabeza de un grupo medio plano pero que por otra parte tampoco necesita ni pretende de matices rebuscados. 


Completan competentes Richard Jenkins, la hottie Lili Simmons de la brutal serie Banshee (También sale Geno Segers, Chayton Littlestone en la misma serie) y sobre todo Patrick Wilson como sufrido marido, un actor que me encanta por su absoluta versatilidad en todo tipo de tesituras y que este año ademas pertenece al reparto de la segunda temporada de Fargo, Pululan también caras conocidas con presencia de poco mas que cameo pero que se agradecen, como Sid Haig o Michael Paré. 
Puede que haya quien encuentre en sus dos horas y diez de metraje un defecto y yo mismo ando estos últimos años algo cansado de estas duraciones pero por otra parte quien sienta esto negativamente lo hará realmente a raíz de un ritmo lento. Pero cuidado, como siempre digo lento no es sinónimo de malo, simplemente son dos formas de desarrollar la historia. 
Es así como viene hecha, y lo tonto tenemos una de las mejores películas del año, un weird western polvoriento, bien rodado, que dosifica sabiamente  hasta alcanzar unos picos notables en unos momentos álgidos que no necesitan ni de música para conseguir el efecto de crispar al espectador.

TRAILER




domingo, 18 de octubre de 2015


THE GREEN INFERNO



Titulo Original: The Green Inferno
Año: 2013 (Estrenada ahora, pasada la mitad de 2015)
País: Estados Unidos
Dirección: Eli Roth
Guión: Eli Roth y Guillermo Amoedo
Reparto: Lorenza Izzo, Ariel Levy, Daryl Sabara, Nicolas Martinez, Kirby Bliss Blanton, Magda Apanowicz, Sky Ferreira, Aaron Burns.


Después de varios años de retraso, donde solo unos pocos habían podido podido degustarla en sendos festivales, nos llega finalmente The Green Inferno, tan jodidamente tarde que sale a la par que la película que Eli Roth dirigió posteriormente, Knock Knock.
No es ningún misterio que el director norteamericano ama ese subgénero de caníbales que se hizo ver allá por finales de los años setenta y principios de los ochenta, llegando a introducir a modo de cameo en Hostel al mismísimo Ruggero Deodato, responsable de la en su tiempo polémica  Holocausto Caníbal. 


Roth sigue el esquema clásico y nos ofrece lo esperable en un film de caníbales. Introduce a un grupo de personas en el entorno hostil que es la selva, donde los moradores les hostigarán incansablemente. Son en este caso un conjunto de activistas hippy-perroflauticos que se desplazan a las selvas peruanas con intención de evitar la deforestación  y el asesinato de las tribus autóctonas que paradójicamente son los propios caníbales que tratarán de comerles la cara, lo cual me parece bastante gracioso en el buen sentido.


A lo largo de su hora y cuarenta de duración se suceden las muertes mas o menos bien distribuidas en un metraje que goza del buen ritmo y el pulso necesario para que algo con un argumento tan sencillo no haga decaer el interés. Cuenta con efectos especiales de Greg Nicotero, lo cual es de agradecer ya que no vamos a engañarnos y negar que lo que queremos aquí es casquería cerda, aunque se nos presenta el siguiente problema. ¿Es cafre? Si, no se queda corta (Sin tener la suciedad de antaño) pero lo que ocurre es que el estallido de violencia no va in crescendo, hay una muerte cargada de salvajismo y luego no volvemos a ver nada igual aunque insisto que corta no se queda. 
  

Dicho esto debo añadir que a dicha escena si que le faltó algún elemento nuevo e impactante, porque no es nada que no hayamos visto y precisamente si se recuerda tanto Holocausto Caníbal o Cannibal Ferox es gracias las escenas del empalamiento y los ganchos en las tetas respectivamente. También escuece un poco (Pero muy poco) los pequeños efectos digitales como el de las hormigas. 
¿Es lo mejor de su director? Desde luego que no, no es mejor que Hostel y desde luego no es mejor que ese sentido pastiche cinéfilo realizado con tanto amor y que yo defiendo a ultranza llamado Cabin Fever pero desde luego este inferno verde es una muy correcta película de terror  antropófago que si a alguien sobre todo causa decepción  será a los seguidores de Eli Roth que no hayan catado cine caníbal italiano de los setenta y ochenta porque es eso, una film clásico de caníbales pero rodado ahora, ni mas ni menos, va dirigido a quien va dirigido (Ademas del gustazo propio que debió pegarse el mismo al perpetrarlo) y en mayor o menor medida da lo que se espera.    

Y eso si, esperemos, y en esto estamos todos de acuerdo, que Eli Roth deje a sus nuevos amigos donde los encontró porque entre el metiendo mano en lo de ellos y ellos en lo suyo está trabajando poco y no voy a decir mal pero si peor. 

TRAILER