jueves, 30 de junio de 2016


GREEN ROOM


Titulo original: Green Room
Año: 2015
País: Estados Unidos
Diección: Jeremy Saulnier
Guión: Jeremy Saulnier
Reparto: Anton Yelchin, Imogen Poots, Patrick Stewart, Joe Cole, Macon Blair, Alia Shawkat, Brent Werzner, Callum Turner, Mark Webber.

Este año eran dos las películas verdes que se esperaban como agua de mayo entre los aficionados, y no estoy hablando de nada relacionado con esa mierda del veganismo. Hablo de The Green Inferno y Green Room. La de Eli Roth pudimos verla hace unos meses y ahora, por fin, tras esperar como agua de Mayo la que tantos alababan tras verla en festivales también hemos podido disfrutarla el resto de los mortales.
Tras varios trabajos menores (sin menospreciarlos para nada), el norteamericano Jeremy Saulnier comenzó la que está siendo su carrera "en serio" con Blue Ruin en el año 2013, una película independiente realmente fantástica, reseñada aquí en su día, y que por supuesto fue mucho mas apreciada por la crítica, tanto especializada como popular, fuera de nuestras fronteras. Y si aquella fue una vendetta azul ahora nos deleita con una supervivencia verde en toda regla. 


El cuadro nos presenta a una banda de punk llamada The Ain't Rights, que recorre en furgoneta la zona de Oregón dando bolos aquí y allá con menos suerte que otra cosa. Un simpático crestapunk que lleva un programa de radio les habla sobre un bolo con el que ganar un poco de pasta. ¿El problema?. Pues que está en una especie de instalaciones neonazis ocultas en medio del bosque. Pese a todo aceptan y las cosas no parecen ir tan mal. Entonces son testigos de un asesinato.  


Survival puro y duro. Green Room es furiosa y trabaja sus atributos de forma continuada. Esto quiere decir que no hay picos ni giros, es lo que es desde que empieza hasta que termina, una historia cruda que juega con la opresión de verse alguien rodeado de gente que quiere matarle en un reducto minúsculo del que no puede huir, solo resistir. Todo esto, salpicado por referencias musicales a punta pala, con el mismo corte independiente que hizo grande a Blue Ruin. El espectador tampoco va a toparse con un catalogo de muertes a cada cual mas rebuscada que la anterior, no, porque esto no va por ahí. De hecho en su búsqueda por el realismo dentro de unos parámetros mas o menos creíbles ejecuta a sus personajes de formas bastante sobrias que incluso se repiten. Lo mejor es que esto no solo no es algo negativo, sino que le ha quedado de puta madre. Joder, hasta hacen brazilian jiu jitsu. 


Saulnier, director y guionista como es y debería seguir siendo en futuros proyectos , se rodea de un reparto donde convergen estrellas consagradas como Patrick Stewart en un rol similar a aquel que hacia Stacey Keach en American History X pero mas embrutecido y psicópata con otras en alza como la guapa Imogen Poots o Antón Yelchin, recientemente fallecido en un desgraciado accidente automovilístico. Un chaval joven que no hacia mas que ir para arriba en la industria. Asoma también Macon Blair, protagonista de su anterior largometraje, y Joe Cole, quien interpreta a John Shelby en la absolutamente indiscutible mejor serie del momento, Peaky Blinders.  

De lo mejor que verás en mucho tiempo. 





2 comentarios:

  1. Joer qué bien pinta ésta. ¡Habrá que verla pues!

    ResponderEliminar
  2. Un gran survival, tenso, directo y violento, como debe ser. De lo mejor de lo que va de año estrenado en cines.

    Saludos.

    ResponderEliminar