viernes, 16 de septiembre de 2016


TRAIN TO BUSAN


Titulo Original: Busanhaeng
Año: 2016
País: Corea del Sur
Dirección: Yeon Sang-ho
Guión: Yeon Sang-ho
Reparto: Gong Yoo, Kim Soo-Ahn, Yung Yoo-mi, Ma Dong-seok, Sohee, Choi Woo Shink, Kim Ui-seong, Kim Chang-hwan. 

Venga, antes de que pases como de la mierda de esta entrada ya te lo dejo claro, querido lector. Train To Busan, por mucho que lo parezca debido a su póster no va sobre descarrilamientos de trenes (aunque los hay), desastres naturales ni demás parafernalia. Trata sobre infectados, y de hecho es puto peliculón.
Es bien sabido que de un tiempo a esta parte la Corea no comunista pare peliculones año tras año y no hay uno que no nos deje agradables sorpresas. La de este año es nada menos que una película sobre infectados, o como algunos prefieren decir erróneamente, zombies rápidos.


Yeon Sang-ho hasta ahora había dirigido únicamente cine de animación y ademas alejado del terror. Tengo que reconocer que no he visto sus anteriores películas pero  The Take y sobre todo The King Of Pigs constan como excelentes dramas a los que algún día seguro que les echo un ojo. 
De hecho este mismo año tiene otro estreno animado pendiente, Seoul Station, que no es otra cosa que la precuela de la que hoy nos ocupa. Sea como sea el tipo sabe dirigir muy bien porque si algo tiene  Train To Busan es un clavazo en todos y cada uno de sus aspectos como película. Y es que la trama es bien simple, sobrevivir al trayecto que lleva a Busan. El caso es bajo su simpleza todo funciona con la precisión un reloj suizo. Y entonces surge la pregunta de que es mas jodido, hacer fácil lo difícil o difícil lo en apariencia fácil. 


Posee coherencia interna (salvo por un ínfimo detalle que sería spoiler comentar y del que no todo el mundo se va a coscar), el tipo de personajes diferenciados cuyas características personales dan lugar a unas y otras situaciones y sobre todo, lo mas destacable, los infectados. Probablemente no es mejor película que 28 Días Después (Aunque tampoco se queda muy rezagada), pero estos infectados son, y lo digo convencido, los mas acojonantes de todos cuantos he visto. Quien haya coordinado toda la movida ha hecho un trabajo de diez ya que cuando corren y persiguen al personal, como en en la genial escena de los militares, son sensacionales, pero los movimientos que hacen, sus contorsiones y sus ataques son simplemente para quitarse el sombrero. De hecho no hay casquería, hay sangre y tal, pero no carnicerías ni bichos devorando a nadie, esto es una plaga, y lo que la plaga hace es infectar y seguir su camino para repetir la gesta.   


Dos horas de pura agilidad cinematográfica que pasan tan rápido como un tren de alta velocidad, con intensidad, inteligencia, corazón y voluntad. ¿Recordáis Guerra Mundial Z? ¿Aquella bazofia de adaptación del libro de Max Brooks y peor película que trataba en esencia sobre bolas de zombies generados por cgi que se unían a bolas de zombies mayores y rodaban asta convertirse en una bola de mierda tan grande como la propia Tierra? Pues podría decirse que Train To Busan es Guerra Mundial Z pero en buena no, en excelente. 
Una de las mejores películas de terror del año sin lugar a duda. Y que me hace replantearme mi idea sobre si es o no hora de volver a enterrar el sobreexplotado género y dejarlo descansar unos años como se hizo en su día. Sobre todo después de tanto cine zombie basura, de tanta literatura zombie basura y de tanto zombie desvirtuado en general, porque pese a que los infectados no son zombies una cosa es inherente a la otra. Porque es lo que pienso la mayoría del tiempo, y entonces pasa un tren y te cambia la percepción.  

PD: Que rica está la animadora, a esa me la comía yo mismo. 

TRAILER





No hay comentarios:

Publicar un comentario