sábado, 31 de diciembre de 2016


SHIN GOJIRA


Título Original: Shin Gojira
Año: 2016
País: Japón
Dirección: Hideaki Anno y Shinji Higuchi
Guión: Hideaki Anno
Reparto: Hiroki Hasegawa, Satomi Ishihara, Yutaka Takenouchi, Ren Ohsugi.

Tengo sentimientos encontrados respecto a este nuevo reinicio del lagarto nipón. Que Gareth Edwards hiciese una nueva versión americana década y pico después de la de Emmerich fue todo un evento, algo que no ocurre con versiones japas del Rey de los monstruos al ser estos films tan comunes y no dilatarse en el tiempo. Pero ojo, porque allí por supuesto que ha sido un bombazo, les encanta, igual que a muchos occidentales que también nos moríamos por verla pese a volver a contarnos la historia desde un nuevo principio tal como pasaba en la original de los años cincuenta. Algo que la Toho vio cojonudo aprovechando el tirón de la versión de Edwars. Total salvo contadas excepciones Godzilla ha siempre sido lo mismo, bichos gigantes dándose de hostias. Kaiju Eiga en estado puro.


La acogida no ha sido mala y me llama la atención esto por los palos que se llevó la de 2015 al salir a juicio de muchos muy poco Godzilla. Yo como dije e su día cuando hablé sobre ella creo que sale lo suficiente pese a la escena imperdonable donde cortan la primera pelea con un Muto antes de empezar. Digamos que quisieron contar, con mayor o menor fortuna, las cosas desde otra óptica. Shin Gojira hace lo mismo pero a mayor escala, en el sentido de que apenas sale, y si ya salía poco en aquella en este todavía menos. Tanto es así que se centra durante el 90 % del metraje en los tejemenejes del gobierno y sus gabinetes de expertos, planificaciones militares,etc...


Lanzan a la palestra ese planteamiento de un modo relativamente ágil, culminando, como no, en el combate final de los humanos ejecutando el plan que se gesta y que al fin y al cabo es el propio argumento del film contra el monstruo, que se agradece cuando hasta ese momento apenas ha hecho acto de presencia mutando en tamaño en forma y arransando todo a su paso a ritmo del clásico tema  de  Akira Ifukube. Pero se resiente, el pateamiento se resiente mas al no tener esta otros kaiju con los que darse de hostias y que pese a que la única realmente genial es la primera es la esencia y lo que ha hecho grande ya no a la saga sino al género. Sumándole que la película alterna efectos geniales y siempre en la línea pijamera de la franquicia con otros inexplicablemente deplorables a día de hoy (Entendería que gracias a los putos ojos de la primera fase del monstruo mas de uno cambiase el disco del el DVD por otro, sobre todo los profanos). De ahí eso de sentimientos encontrados. Al final extraigo mas cosas buenas que malas, y unido a que el plano final me ha dejado con unas ganas terribles de saber más sobre ESO que no desvelaré yo ya estoy deseando ver la próxima, así como tambien Skull Island, la antesala al Godzilla de Edwars contra un nuevo espero mas grande y poderoso Kong. Y de verdad espero que esté en forma porque el nuevo rey de los monstruos americano no solo es mayor que su hermano nipón y menos tosco sino que lleva encima una ciclada cojonuda. Me encantaría verle haciendo un suplex como en no recuerdo ahora que entrega de las antiguas. 


TRAILER




No hay comentarios:

Publicar un comentario