martes, 15 de marzo de 2016


THE TAKE



Titulo Original: The Take
Año: 2009
País: Reino Unido
Dirección: David Drury
Guión: Neil Biswas (Basado en la novela de Martina Cole)
Reparto: Tom Hardy, Shaun Evans, Kierston Wareing, Charlotte Riley, Brian Cox. 

Formato: Miniserie de cuatro episodios. 

La entrada de hoy tenia que hacerse, porque simplemente es que es de ley hacerla. Y va mas allá de este punto en el que manifiesto, en este preciso instante, que estamos ante un producto de alta calidad, porque el asunto es grave. Se trata de la total ausencia de comentarios sobre The Take en paginas de habla hispana. Y eso que ha llovido desde su estreno. 


Aquí supongo que no se habrá emitido, o si lo ha hecho habrá sido en algún canal de pago a horas intempestivas y con sabe Dios que periodicidad, porque no la ha visto ni el perro. Miento, el perro y alguno mas si, pero no demasiados, y que hayan dejado constancia muchísimos menos. Pude guiarme por algunos sitios de Reino Unido donde le otorgaban comentarios mas que positivos, así que sin mas dilación y después de posponer su visionado en multitud de ocasiones a lo largo de los años introduje el DVD en el reproductor y esparrancado con mi bebida fría me dispuse a gozar de los desmanes de estos aspirantes a gánsteres británicos.  


Tras arrancar a ritmo del Club Foot de Kasabian sonando durante los créditos, el primer episodio nos presenta a Freddie, que sale del talego tras unas palabras con Ozzy, mafiosos del East End, y será Freddie, junto con su primo menor Jimmy, y las mujeres de ambos, el eje central de una historia que se extiende desde 1984 hasta 1994. 


Sin desvelar nada tengo que decir que The Take engaña, lo que pasa es que lo hace muy bien. En nuestro primer acercamiento a Freddie topamos con un matón cabronazo y sociópata, nada que no le hayamos visto hacer ya a Hardy en por ejemplo la genial Bronson. Es un tipo duro y ambicioso, pero sobre todo es un loco divertido...o eso creemos, ya que sinopsis, imágenes y el mismo trailer parecen evocar a los films de gánsteres ingleses tipo Guy Ritchie. Entonces la cosa cambia radicalmente y progresivamente lo que parecía una serie sobre mafia se torna en un crudo drama familiar. pero creedme cuando os digo que ahí radica la dureza que The Take parecía no tener, no son las puñaladas o los balazos, que aunque hay son explosiones de violencia poco mas que anecdóticas,  son las situaciones que acontecen de puertas para adentro, ahí se esconde lo escabroso.


Sin contar papeles menores, en ese 2009 donde la serie fue estrenada Hardy venia de la citada Bronson, que devino en film de culto, Stuart: A Life Backwards, humilde pero potente drama basado en hechos reales junto al también ahora popular Cumberbatch y la grandiosa RocknRolla. En todas ellas se podían ya intuir las capacidades de este titán que ahora parece no cesar en su empeño de brillar por encima del resto en toda aquella película en la que aparece. Prueba de ello en lo que hoy nos ocupa es su capacidad para terminar por ser odioso aun siendo un personaje buenísimo. En The Revenant es el villano, y lo mismo en Batman, pero allí incluso puedes llegar a apoyarle a el. En The Take no sucede esto, cuando llegas a conocer a Freddie el estomago se te revuelve, y a mi, que jamás me había pasado, Tom Hardy terminó por darme asco, lo cual es  síntoma del papelón que se marca.
Si tuviera que mencionar un punto negativo sería que demasiadas cosas ocurren fuera de cámara, lo cual funciona solo a veces, pero aquí y en todo. Eso y que Brian Cox, siendo un actor de tanto carácter, encarne al personaje mas plano y falto de interés del reparto, mas cuando el resto experimenta una clara evolución de la que el carece. 

Ahora en pleno 2016 nos encontramos a la espera de Taboo, la nueva miniserie donde veremos a Tom Hardy hacer de pirao, lo cual se le da como a pocos, y entre tanto recomendar Peaky Blinders ya no por que salga el, que también, sino porque siempre es buena cualquier excusa para recomendar Peaky Blinders. 


TRAILER