domingo, 1 de enero de 2017


SCARE CAMPAIGN


Título Original: Scare Campaign
Año: 2016
País: Australia
Dirección: Cameron y Colin Cairnes
Guión: Cameron y Colin Cairnes
Reparto: Meegan Warner, Ian Meadows, Olivia DeJonge, Josh Quorg Tart, Patrick Harvey.

Esta nueva propuesta australiana nos presenta algo bastante novedoso pese a que alguna vez se nos ha pasado por la cabeza. Habla de los programas de bromas con cámara oculta enfocados al terror, como por ejemplo el famoso Scare Tactics, y sobre que ocurriría si una de las victimas se pone mas nerviosa de la cuenta, llegando a ser peligrosa, y las consecuencias que esto podría acarrear. Novedoso porque no se ha tratado en el cine, no tan novedoso porque todos hemos pensado sobre ello, mas en estos tiempos donde gracias a youtube esta tendencia se ha extendido como la peste y bromistas disfrazados entre otras cosas de payasos se han jugado varias veces un balazo en medio de la frente.


Pero esto es solo el punto de partida de un film cuya mecánica es, o pretende ser, funcionar mediante giros argumentales uno tras otro, algo que siempre implica cierto riesgo y requiere de bastante maña como guionista.
En mi opinión en este segundo film después de 100 Bloody Acres, a este par de hermanos no les sale la jugada como pretendían, pero tampoco digo que les haya salido mal sino distinto. Esos giros que se ven venir a la legua no llegan a ofender, pero el punto es que al fin y al cabo se trata de un slasher y funciona como tal a las mil maravillas, mas teniendo en cuenta que se trata de una película muy sencilla y no va precisamente holgada en cuanto a presupuesto. 


Es agilidad pura, a lo que hay que sumarle una escasísima duración de una hora y cuarto que hace que se resienta menos aun, posee una cantidad de gore aceptable y un par de muertes muy chulas. También cuenta con unos villanos que francamente y con permiso de los psicópatas de Rob Zombie 31, o que coño, sin permiso, son de los mas chulos que he visto en estos los últimos años en cuanto a estética (Una pena que su carisma se limite a eso porque tampoco son Doom Head), armados con cantidad de cachivaches extraños, oxidados, pintarrajeados, llenos de cosas afiladas, cámaras y  olor a alta tasa de mortalidad.


Que nadie la enfoque como una película original o rebuscada, sería un error, simplemente disfrutad de un muy digno slasher, deudor en parte de la ochentera Inocentada Sangrienta, con ritmo y que ademas apenas le roba tiempo al espectador con tan escaso metraje.

TRAILER

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada