lunes, 17 de julio de 2017


OFFICER DOWNE


Título original: Officer Downe
Año: 2016
País: Estados Unidos
Dirección: Shawn Crahan
Guión. Joey Casey 
Reparto: Kim Coates, Tyler Ross, Luna Lauren Velez, Sona Eyambe, Sam Winter, Alison Loham, Meadow Williams

Joey Casey firma el guión del largometraje que adapta su propio cómic, Officer Downe, un juego de palabras entre el apellido del infatigable protagonista y la traducción del código agente caído. Lo interesante de esto es que dirige, debutando en esta labor, Shawn Crahan, más conocido como el payaso de Slipknot y no por que sea tonto sino porque lleva una máscara de payaso.  


En la ciudad de Los Ángeles, o MUTHAFUCKING L.A como dicen en la película, el crimen se ha convertido en una virulenta plaga que azota con mas dureza que nunca debido a los chanchullos de una peligrosa organización a la que solo el agente Downe puede hacer frente ya que para desgracia de aquellos que quebrantan la ley, cada vez que Downe muere, por muchas balas que le disparen, bombas que le tiren o espadas que le claven, vuelve a la vida armado con su Magnum modificada de doble cañón y su bigote. 


Personalmente este cómic no he tenido el placer de leerlo, aunque pinta bien y quizá lo encargue de importación en una de mis habituales cacerías porque tampoco ha sido editado en nuestro país, pero por lo que he podido junar y leer el film se ajusta bastante al espíritu del mismo con la salvedad de que en las viñetas Downe es algo así como un tío de dos metros y doscientos kilos de puro músculo. 


Kim Coates no es precisamente una mole humana, claro, pero es Kim Coates, inolvidable Tig en la prodigiosa serie Sons Of Aanrchy y un clavazo de actor que casa a la perfección para encarnar a tan singular agente comedor de coños profesional y autor de alguna que otra frase lapidaria soltada tras desencadenar un infierno de sangre y vísceras. Un gore que se agradece vaya in crescendo en paralelo a la macarrería de la película.  


Como no, en un producto de amiguismos aparecen varios miembros de la banda y que lo divertido es cazarlos y no que yo os diga quienes son (aunque a un par no se le ven la cara y tendréis que esperar a los títulos de crédito). También me resultó curiosa la aparición de Alison Loham, que anda creo retirada desde Arrastrame Al Infierno o Gamer (no recuerdo cual es posterior) pero vemos la pulular por aquí vestida de monja a la diestra de una sexy Madre Superiora, por que claro, aparecen monjas malvadas y sexys, ademas de ninjas y humanoides con cara de animal. Como curiosidad aparece también su marido, el vilipendiando director Mark Neveldine.

Se le está dando la del pulpo pero bueno, a la mierda, porque nos encontramos ante un producto que sin ser la panacea ni nada que vaya a revolucionar el mundo, de factura humilde este socarrón film queda compensado por un ritmo y unas set pieces lo suficientemente trepidantes como para que se pase volando.  


TRAILER



lunes, 10 de julio de 2017


THE BAD BATCH


Título Original: The Bad Batch
Año: 2017
País: Estados Unidos
Dirección: Ana Lily Amirpour
Guión: Ana Lily Amirpur
Reparto: Suki Waterhouse, Jason Momoa, Keanu Reeves, Jim Carrey, Giovanni Ribisi. 

The Bad Batch, El lote malo, el lote digamos... defectuoso, como una mala partida de carne. Al momento comprendemos porque el nuevo film de Amirpour lleva este título y es que aquí los seres humanos no son más que eso, meros pedazos de carne sin valor para una sociedad que los considera defectuosos y que si son estimados por alguien es por los caníbales que habitan mas allá de la valla que separa la sociedad de un destierro inmundo. 


No sabemos nada de esa sociedad salvo que destierra a los que por una u otra razón considera defectuosos. Aquí no se nos presenta una de esas introducciones postapocalipticas explicando que ha conducido al mundo a esta situación. No. The Bad Batch simplemente empieza y tal como empieza dos horas después termina de igual manera, apenas habiendo desarrollado una pequeña historia que se recrea tomas y recursos de quien se nota bebe más del cine independiente que de las propuestas más mainstream del género. 


Normalmente mis preferencias no suelen tirar por ahí y si acaso busco un termino medio siendo este un género que me encanta (Mad Max es mi saga cinematográfica favorita) y no es que la anterior película de esta directora y que es calificada como excesivamente pretenciosa me atrajese. No la he visto y dudo que lo haga pero desde que hace unos meses visioné el trailer de la que nos ocupa me moría de ganas de verla. Y no, esto no es Mad Max, de hecho aquí no esperéis ver coches rápidos recorriendo el páramo sino más bien scooters mierdosas, caddies de golf y patinetes. La acción es escasa, casi inexiste, alejada de la que ofrecen las tramas de este tipo de propuestas por norma general. ¿Pero sabéis? me ha gustado bastante.


En cierta manera entiendo que de algunas webs le lluevan palos, no es una película para todo el mundo y recomendarla es lanzar una moneda al aire pero yo creo que es muchas cosas si, pero no mala, incluso aceptando que en su mayor parte podría englobarse en ese cuasisubgénero de "películas que no van de nada para tienen un algo".
Mención especial para la banda sonora, compuesta por piezas propias y algún tema bastante mítico ahí lanzado y también para el curioso papel de Jim Carrey y cierto momento que arranca una buena sonrisa. Suki Waterhouse, la a mutilada protagonista está bien, cumple, y Momoa cada día se va ganando a pulso más su status. Depcionante Ribisi, gran actor que aparece tres veces en total y siempre de agradecer la presencia de Keanu Reeves. 


TRAILER